Recuerdos

Escuchando a Fito, después de «Pájaros disecados» vino «Abrazado a la tristeza» y con sus notas un recuerdo que nunca he podido olvidar. For more information watch maquinas tragamonedas gratis coyote moon. Era un catorce de febrero y por una calle cualquiera, de cualquier ciudad, caminaba con mi compañera buscando un restaurante caro, en el que teníamos una reserva para celebrar no sé muy bien qué…pero eso forma parte de otra historia…

Íbamos en la dirección correcta y en el lado derecho de la calle un gran supermercado se acercaba poco a poco. Delante de él y justo donde termina la acera y empieza el asfalto, unos contenedores de basura delimitaban una extraña frontera. La atmósfera era pesada en aquel tramo de calle y parecía que ni la luz de las farolas quisiera llegar hasta esa línea, quizás, por vergüenza. Una madre y su hija, lo supongo porque se notaba ese lazo invisible pero indestructible de la sangre, estaban allí. La madre casi buceaba en uno de los contenedores buscando, tal vez, esperanza. La niña, preciosa, de no más de cinco años, miraba en unas cajas de fruta, que estando en el suelo, tenían la altura propicia. Al cruzarme con la pequeña, ella giró la cabeza y me miró directamente en el alma… Jamás podré olvidar lo que había en aquellos ojos… Fui cobarde y llegué al restaurante y justo cuando se cerró la puerta detrás de mí, me di cuenta que aún aguantaba la respiración. Aquella noche, mientras estaba sentado en aquella mesa y lloraba por dentro, comprendí la inmensa crueldad que puede existir en el ser humano…

Pescante. Hermigua. La Gomera. Spain.

Las torres del tiempo
En línea recta
Menú