Polos opuestos

Tú en el norte y yo el sur.
Tú tan mental y yo corazón.
Tú muchas palabras y yo todo intención.
Pero a veces nos encontramos en el ecuador de nuestra distancia y convertimos en poemas nuestras ganas, las miradas, nuestra piel.
Tú luz cegadora, yo inquietante oscuridad.
Tú siempre loca y yo pura realidad.
Tú tan nerviosa y yo serenidad.
Y sin quererlo juntos somos más, porque tú te añades a mi mitad y yo resto tiempo en tus noches frías y de soledad.
Tú dulce como miel, yo sal escamada.
Tú orden en desequilibrio y yo equilibrado caos.
Tú pregunta por hacer y yo respuesta ansiada.
Así, nos atraemos como imán y mancha de acero y cuando las diferencias parecen insalvables nos mordemos los labios hasta perder tú el norte, yo mi sur y los dos hasta la razón.
Tú roca y yo agua, pero juntos mar.
Tú blanco y yo negro, y cuando nos mezclamos, esencia multicolor.
Tú más y yo menos, pero juntos algo indivisible.
Y es que somos inseparable yin-yang. Equilibrio en las diferencias. Imposible suma cuyo resultado es un número perfecto que tiende a infinito.
Tú y yo, polos opuestos en inevitable atracción.

Las Hoyas. Tazacorte. La Palma. Canarias. Spain.

Un árbol. Mi tiempo.
Ella
Menú