Buscando un sueño

Llevo tiempo intentando encontrar un sueño. Uno en el que pueda correr tan rápido como el viento y en el que al avanzar consiga sentir la fuerza de mis pisadas en un suelo inexistente. De esa forma no me importará que desaparezcas al doblar una esquina, porque antes de llegar a ella sabré que te encontraré, quizás, esperando. Un sueño en el que pueda volar y en el que los acantilados ya no me den miedo, porque al caer por ellos tras tu permanente huida, desplegaré mis alas y en vuelo rasante, evitaré estrellarme en la eterna frustración de tu inmensa lejanía.
Llevo tiempo buscando un sueño. Uno que me permita gritar tan fuerte que los truenos enmudezcan. Gritaré tu nombre que aún no sé, pero no con odio o rabia, gritaré por amor tal vez y esperaré a que me veas, porque llevo tiempo queriendo un sueño en el que no sea invisible, para ti.
Llevo un tiempo, que parece eterno, inventando un sueño. En él me amas y me necesitas. Al abrazarte siento tu piel suave y tibia y no hacen falta las palabras, porque con el pensamiento escribimos historias sin fin en las que siempre somos los protagonistas. Historias reales de soñar despierto pudieran ser…
Me gustaría vivir, con cada luna llena, un sueño que esté a mitad de camino entre los tuyos y los míos. Así, quizás por azar, nos encontremos un día o mejor una noche. Con mi mirada te diré que te buscaba y puede que tú sonrías. Yo te regalaré eclipses de mar y tú me darás burbujas de amor que al chocar entre ellas tintineen cual esferas de cristal.
Hace tiempo que sueño contigo y ya no sé si vivo o sueño o si por el contrario lo que hago todo tiempo es estar buscando un sueño para poder vivir contigo soñando.
Ya no sé si vivo o si estoy buscando un sueño.
Ya no sé si sueño o si sólo vivo soñando.
Caleta de Sebo. La Graciosa. Islas Canarias. Spain.
Tiempo en blanco
Navegando
Menú