A la deriva

Da igual lo rodeado de gente que te sientas. La multitud de amigos que tengas. Las actividades de todo tipo que hagas. La infinidad de cosas que reúnas para llenar tu vida. Al final somos diminutas islas flotando en la inmensidad de las emociones. Pequeños planetas orbitando a millones de años luz de otras esferas igual de pequeñas.
Llegamos solos, nos vamos solos y gran parte de las cosas que ocurren entre medias las afrontamos solos.
A veces me siento así, como mínima isla verde en medio de un infinito mar de incertidumbre, ¿sabes cómo te digo?
Punta de Juan Centella. Icod de los Vinos. Tenerife. Spain.
Mirando recuerdos
Publicación en Lanzarote ON
Menú