MIRANDO RECUERDOS

Abrázame ahora que mis alas ya no pueden más.

Abrázame que contigo el tiempo no puede avanzar.

Abrázame fuerte para que nuestras almas no se puedan separar.

Abrázame como si el dolor no hubiera estado jamás.

Y es que desde la proa de este barco llamado vida, veo en el norte como la tormenta se acerca. Las gotas de lluvia bailan con mis lágrimas y el viento me susurra que de ti sólo queda tu presencia.

Abrázame y hazme sentir que aún sigo enredado en tus labios.

Abrázame que ya no te intuyo en mis palabras escritas.

Abrázame porque me cansé de buscarte entre mis sombras.

Abrázame para escapar del frío entre tus brazos tibios.

Y en ese instante en que todo esté a punto de terminar, mis recuerdos volarán hasta encontrarme abrazado a ti.

Entrada anterior
SUTIL MOVIMIENTO
Entrada siguiente
PARA SER YO

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú